Avisar de contenido inadecuado

Vinos del Reino Unido

{
}

 TAGS:El Reino Unido siempre ha sido famoso por la cerveza y el whisky, pero ¿Sabías que también hacen vinos, y bastante buenos? Tradicionalmente luchando contra un clima frío no apropiado para los viñedos, la industria del vino inglés se ha visto favorecida en estos últimos años por veranos más cálidos derivados del calentamiento global.

Aunque Inglaterra es un gran consumidor de vinos, es un productor muy pequeño, al punto de que con las ventas del vino inglés y galés combinadas, sólo representan el 1 por ciento del mercado doméstico del Reino Unido.

En los últimos años, el vino espumoso inglés ha empezado a surgir como el tipo de vinos que recibe mayor atención en el Reino Unido, y un ejemplo de su calidad lo dio el Chardonnay espumoso 2003 de la Bodega Theale al vencer a los mejores champanes y vinos espumosos del mundo en una competencia que se celebró en Francia el 2007.

Geografía del vino inglés

Los suelos de piedra caliza de Kent y otras partes del sur de Inglaterra son adecuados para el cultivo de las uvas utilizadas para producir vino espumoso, sobre todo porque el clima, por lo menos en los últimos años, ha sido lo suficientemente cálido como para añadir también calidad.

Según las últimas cifras oficiales proporcionadas por la Junta de Normas del Vino, más de 350 viñedos están produciendo vino en Inglaterra. El más grande de ellos es Denbies Vineyards en Surrey, el cual a partir de 2007 tiene 1,07 kilómetros cuadrados de vides, aunque Vinos Chapel Down tiene la mayor bodega y produce más.

Dos notables viñedos ingleses, Viña Los Tres Coros, en Gloucestershire, establecido en 280 mil metros cuadrados, es uno de los productores de vinos premiados líder en Inglaterra.

Por su parte, Viñedos Sharpham en Devon, combina tradicionales y nuevas técnicas mundiales para producir el fresco sabor de sus vinos blancos.

Por su parte, la Viña Yearlstone, cerca de Exeter ha ganado muchos premios y con 37 años de vida, es uno de los viñedos sobrevivientes más antiguos de Inglaterra.

Hay que tener presente también que la expresión ?vino inglés? es un término genérico comúnmente utilizado en la India que significa ?licor occidental".

Historia del vino inglés

Fueron los romanos los que introdujeron la elaboración del vino en el Reino Unido, los que trataron de cultivar uvas al norte de Lincolnshire.

Desde la Edad Media, el mercado inglés fue el cliente principal de los vinos claretes de Burdeos, Francia, ayudado por el reino Plantagenet, que consideraba a Inglaterra al mismo nivel de las provincias grandes de Francia.

En 1703, el Tratado de Methuen impuso elevados aranceles sobre el vino francés. Esto llevó a los ingleses a convertirse en consumidores de vinos dulces como el jerez, el oporto y el vino de Madeira de España y Portugal, los cuales a diferencia de los vinos regulares, no se descomponían después de largos viajes de Portugal a Inglaterra.

Justo cuando el vino inglés comenzaba a recuperarse de las epidemias de filoxera y el oídio de mediados del siglo XIX, traídas por los exploradores de América, el vino inglés comercial sufrió un duro golpe.

En 1860, el gobierno inglés apoyaba el libre comercio y redujo drásticamente el impuesto sobre los vinos importados de 1 chelín a 2 peniques, un descenso del 83 por ciento, por lo que el vino inglés quedó fuera de competencia ante productos extranjeros superiores que podían ser vendidos a menor precio al cliente final.

El crepúsculo de la tradición vinícola británica, que se remontaba a los primeros exploradores romanos, llegó a su fin con el inicio de la Primera Guerra Mundial, en la medida que la necesidad de cultivos y alimentos tuvieron prioridad sobre la producción de vino.

Así, por primera vez en 2 mil años, los vinos ingleses ya no se producían más, ni en el condado de Wessex, ni el resto del país, lo que llevó a que muchas personas de clase alta y media-alta comenzaran a beber vino de muchas partes de Europa como Francia, España, Italia y Alemania.

No fue hasta 1936 que el famoso botánico y enólogo George Ordish volvió a plantar vides en Wessex y en el sur de Inglaterra, lo que dio lugar a un redescubrimiento de los vinos ingleses y a la elaboración del vino, pero en términos industriales, la viticultura inglesa revivió recién en la década de 1970.

El crecimiento del vino inglés ha tenido sus altibajos desde entonces. Las plantaciones se incrementaron en la primera década del nuevo siglo, ayudadas por el creciente éxito de los vinos espumosos ingleses.

En este nuevo milenio, diversas consideraciones han llevado a que plantaciones importantes se hayan ido sucediendo por todo el sur del país, con un número creciente de agricultores de vides con contratos de cultivo para algunos de los principales productores de vino inglés.

Una de ellas es que los agricultores están mirando los beneficios potenciales del aumento del cultivo de vides debido a que los retornos por tonelada de uvas son superiores a los de las cosechas tradicionales.

Por ejemplo, un campo de trigo podría producir 3 toneladas por hectárea en alrededor de 120 libras por tonelada. En cambio, el cultivo de la vid podría alcanzar las 3 a 4 toneladas por hectárea en alrededor de 950 a mil 100 libras por tonelada.

Otra explicación para el crecimiento de la viticultura en el Reino Unido es el aumento de la demanda por los alimentos locales y el deseo de los consumidores de comprar vinos locales a menor precio. En ese sentido, la aparición de sitios web y ofertas online ha ayudado mucho.

Más allá de estas consideraciones y de las preocupaciones de los productores de tener que invertir dinero sin un retorno inmediato porque los cultivos tienden a aparecer en el tercer o cuarto año, o al hecho de que la producción de uva es muy variable por el clima, debes saber que el vino inglés hoy tiene las siguientes características:

  • En la actualidad hay alrededor de 400 viñas inglesas produciendo alrededor de 2 millones de botellas al año.
  • Los llamados vinos de calidad están sujetos a rigurosos controles. En cambio, la calidad de los vinos de mesa no está asegurada, pero hay algunas ?joyas? que se pueden encontrar.
  • Dentro de la amplia variedad existente, los vinos blancos ingleses tradicionales poseen aromas florales y tienen una alta acidez, lo que los hace muy refrescantes.
  • En cuanto a los vinos tintos ? que alguna vez se pensaron imposibles en Inglaterra ? hay una sólida oferta, y varían de ligeros a añejos, pasando por los de cuerpo entero.
  • Suelos similares a las tierras donde se produce el Champagne, implica la posibilidad de una buena oferta de vinos espumosos ingleses, como se evidencia en las competencias internacionales de catas a ciegas, donde algunos vinos ingleses han vencido a los mejores champanes de Francia.

Variedades de uva

De acuerdo con los productores de vino inglés, se habían plantado en el año 2009 más de mil 300 hectáreas, pero con las importantes variedades de vino espumoso que se están cultivando en estos momentos, es probable que el total exceda con creces las mil 500 hectáreas en el 2012.

A partir de 2004, Seyval Blanc fue la variedad más cultivada, seguido por Reichensteiner, Müller-Thurgau y Baco. Sin embargo, Müller-Thurgau ha venido cuesta abajo, porque de las 134,64 hectáreas que tenía en 1996, ha pasado a 81,1 hectáreas en el año 2004.

Otras variedades de uva blanca ampliamente cultivadas incluyen Chardonnay, Angevine Madeleine y Schönburger. Los principales tintos son Dornfelder, Pinot Meunier y Pinot Noir; sin embargo, las uvas tintas tienden a ser de menor crecimiento, pues sólo se elaboraron a 5083Hl. de vino tinto en el 2006.

Efecto en la economía británica

La mayor parte del vino consumido en el Reino Unido es importado de otros países. Ahora que el vino inglés se está produciendo en grandes cantidades, más gente en las islas británicas lo está adquiriendo, aunque las cantidades producidas son todavía muy pequeñas para el tamaño del mercado.

Los supermercados tienden a vender todos los vinos a precio de mercado, independientemente de su país de origen. En la actualidad, la mayoría de los vinos ingleses tienen un precio que varía entre las 7 y 12 libras, pero existen vinos espumosos que pueden llegar a costar hasta 45 libras.

Sin embargo, todavía hay varios pequeños viñedos en todo el país que siguen produciendo a pequeña escala, abasteciendo a los mercados locales y tiendas de productos agrícolas, donde se puede llegar a pagar tan poco como 6 libras por una botella.

Normas de etiquetado del vino

Hay varias categorías oficiales de vino en el Reino Unido. PDO, Denominación de Origen Protegida es la de máximo nivel y PGI, Indicación Geográfica Protegida es la que regula los vinos varietales. Los vinos DOP e IGP deben tener un completo análisis post-embotellado y sobresalir en un panel de cata o ganar un premio en una competición reconocida.

Mientras esperamos que la producción del Reino Unido alcance la cantidad y la calidad de sus vecinos europeos con más tradición, nos volvemos a España y te recomendamos un par de vinos:

 TAGS:Terras Gauda 2010Terras Gauda 2010

Terras Gauda es uno de los albariños con más tirón de España.

 TAGS:comprar Terras Gauda 2010 10,30?

 

 

 TAGS:La Planta 2009La Planta 2009

Un gran Ribera de la mano de Arzuaga Navarro.

Comprar La Planta 2009 6,97?

{
}
{
}

Deja tu comentario Vinos del Reino Unido

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre