Avisar de contenido inadecuado

¿Cómo fue el vino que se bebió en la última cena?

{
}

 TAGS:undefined
¿Cómo fue el vino que se bebió durante la última cena? Coincidiendo mañana con el inicio de la Semana Santa, queremos compartir contigo algunos de los hallazgos sobre este tema.

La producción más antigua de vino certificada por hallazgos arqueológicos por el Journal of Archaeological Science data del 4.000 a.C. en el sur de la actual Armenia. El imperio Romano propagó el cultivo de la vid, plantándola en todo su territorio. En aquella época, los vinos obtenidos tenían alta graduación alcohólica y eran rebajados con agua, mezclados con miel y también se les podía añadir especias.

El vino predilecto de los romanos era el blanco, por esta razón muchos tintos se clarificaban añadiendo polvo de mármol, clara de huevo, o tiza. Por contra, en las regiones de Palestina preferían el vino tinto. Allí también se le añadía a los vinos terminados agua, miel, hierbas o especias. El zumo de uva se guardaba en odres o en pieles de cabra y, después de su fermentación, los mejores vinos, puros y sin aditamentos, se colocaban en tinajas durante un periodo de tiempo determinado para que se volvieran más fáciles de beber.

Por todo ello, es probable que el vino bebido en la Última Cena fuera un vino denso, con cierto cuerpo, de breve añejamiento, con una graduación alcohólica cercana a los 14 grados y elaborado con uvas parientes de la Syrah.

Vino y eucaristía

El vino es un elemento importante del banquete eucarístico. Según el Evangelio de Lucas 22:19, Jesús de Nazaret compartió pan y vino con sus discípulos y les dijo: “haced esto en memoria mía". Esta es la causa que los católicos romanos consideren que el pan y el vino se transforman en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Hoy, el vino usado para la consagración debe ser exclusivamente de vid y elaborado con uvas maduras, de acuerdo con los tratados que se hicieron en el Concilio de Florentino y de Tridentino, actualizado en una estricta normativa que se recopiló en el Concilio Eucarístico Diocesano de Barcelona del año 1944 por el jesuita Eduardo Victoria, en un libro denominado El pan y el vino eucarísticos. Esta normativa trata de obtener un vino lo más parecido posible al que tomó Jesús en la Última Cena.

En España, tradicionalmente han existido dos casas elaboradoras de vino de Misa, una en Corella, Navarra, y otra en Tarragona capital, ciudad desde donde la familia De Muller es proveedora oficial de vino de Misa del Vaticano desde el siglo XIX. 

*Imagen: Wikimedia Commons

 

 TAGS:Vi de Misa J. SallaVi de Misa J. Salla

Vi de Misa J. Salla: un vino generoso está elaborado con macabeo y garnacha blanca.

 

 

{
}

Deja tu comentario ¿Cómo fue el vino que se bebió en la última cena?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre