Avisar de contenido inadecuado

El vino es para beber... ¡y para pintar!

{
}

 TAGS:undefined
El artista plástico Jorge Martorell ha ideado una nueva y original forma de utilizar el vino: lo utiliza como protagonista en sus piezas artísticas. ¿Cómo? Pintando sus lienzos con vinos de Malbec, Syrah, Cabernet y Chardonnay, entre otros.

En sus cuadros, Martorell reemplaza al acrílico por el vino, una técnica que empezó de manera accidental cuando, bebiendo una copa de vino mientras pintaba, manchó el lienzo en el que estaba trabajando. En ese momento, Martorell decidió que, en lugar de empezar de nuevo, la mancha de vino quedaría como parte de la obra. Y tanto le gustó el resultado que decidió utilizar el vino como pintura en sus siguientes obras.

Así, el vino tinto, los chorreados y las improntas de copas comenzaron a formar parte de todas sus obras. Sus materiales de trabajo ahora son el vino puro, el vino adulterado o modificado químicamente, las borras y las tintas naturales. Martorell usa todo tipo de vinos, cepas y variedades: desde los vinos de alta gama hasta vinos de diario.

Su objetivo al usar vino es aprovechar sus comportamientos, sus cualidades similares a las de las acuarelas y el abanico de colores tras su oxidación: rojos, rubíes, morados, grises, azulados, violáceos, pardos, marrones o, en el caso de los vinos blancos y espumantes, sus tonos de ámbares y naranjas.

“El proceso de pintar con vino es de prueba y error”, afirma Martorell. Durante el proceso de elaboración de sus obras utiliza la oxidación del vino para obtener los resultados de color deseados y, por contra, para detener la oxidación, utiliza barnizados, acrílicos, tintes naturales u óxido de hierro. Además de emplear esta técnica descubierta por error, Martorell trabaja junto a un enólogo, quien le asesora asesora para obtener colores y texturas deseadas.

La música también forma parte del concepto de sus obras, inspiradas en tangos y en frases y en nombres emblemáticos: Uno, Tinta Roja, La última curda, Las vueltas de la vida, Déjame que llore, Me quedé mirándola, Rodando por Callao... entre otras.

La lista de los materiales poco convencionales que utiliza para elaborar sus obras sigue creciendo. En la obra "Last tango in Paris", díptico inspirado en la composición del argentino Gato Barbieri para la película de Bertolucci, se atrevió a incorporar una gota de sangre en la última fase de su creación.  

Ah, y si quedaba alguna duda, entre pintura y pintura el artista asegura que “apenas se moja los labios”.

 TAGS:Mo Salinas 2012Mo Salinas 2012

Mo Salinas 2012: un vino tinto de la DO Alicante realizado con cabernet sauvignon y garnacha de 2012 y con 14º de graduación alcohólica. 

 

 

 TAGS:Juan Gil 4 Meses 2014Juan Gil 4 Meses 2014

Juan Gil 4 Meses 2014: un vino tinto con DO Jumilla realizado con monastrell de la añada 2014 y con 14.5º de graduación alcohólica.

 

 Imagen: Martinwulich (flickr) 

{
}

Deja tu comentario El vino es para beber... ¡y para pintar!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre