Avisar de contenido inadecuado

Verano de Riesling

{
}

Vinos riesling

Los vinos riesling son cada día más demandados, y perfectos en cualquier ocasión, porque se pueden elaborar excelentes vinos para consumir tanto en verano (frescos) como en invierno (dulces). De las uvas no francesas ni españolas se trata posiblemente de la más famosa y extendida. No requiere excesivos cuidados, resiste bien tanto el frío como el calor y se pueden conseguir matices muy diferentes al del resto de las uvas blancas.

Hoy vamos a tratar de conocer un poco más la uva Riesling, ¿nos acompañas?

La uva Riesling es una variedad de uva que procede de Alemania. Es la variedad principal en este país, porque es una de las castas que mejor se adaptan a los fríos inviernos. En la región de Mosel-Saar-Ruwer se pueden contemplar planicies enteras dedicadas a la uva riesling, así como en las riberas de los ríos de la zona.

La principal ventaja de la uva Riesling es que el fruto tiene una acidez y un dulzor muy elevados, por lo que los vinos elaborados con esta variedad tienen un alto potencial de envejecimiento. La vid madura tardíamente, así que la vendimia se alarga, en algunos casos, hasta Octubre o Noviembre en climas cálidos, pero aguanta muy bien los fríos otoñales, por lo que la vendimia no suele dar problemas de última hora.

Los rendimientos por cepa son bastante bajos, sin llegar a los de la Pinot Noir, pero bastante lejos de otras más fructíferas como nuestra Airén. Pero lo mejor, sin duda, es la calidad de los vinos que se hacen con uva Riesling.

La uva Riesling se cultiva, además de en Alemania, en Austria, para elaborar los famosos vinos de hielo, en Alsacia, de donde salen unos blancos magníficos, así como en las zonas del Norte de Italia y España (Oltrepo Pavese, Penedés, Somontano,...).

En el resto del mundo, aún podemos encontrar vinos riesling impresionantes en California, Nueva Zelanda y Australia, con matices diferentes a los europeos; son vinos mucho más carnosos y potentes y menos aromáticos, debido fundamentalmente a la diferencia de clima.

Dejando de lado los vinos dulces de Riesling en esta ocasión, más favorables para una tarde de invierno junto a la chimenea, os vamos a recomendar 3 vinos de Riesling de los podéis disfrutar en una terraza durante el verano:

  • Bestheim Riesling Reserve 2009: Vino muy refrescante, con aromas fundamentalmente a limón y pomelo (cítricos). No demasiado largo de postgusto, sólo lo justo para dejar una sensación muy agradable, un gran vino de Riesling de Alsacia.
  • Weinhaus Barzen Riesling Austese "Cepas Viejas" 2006: Un gran Riesling alemán, de la zona del Mosela, y de cepas viejas. Se trata de un vino que aún puede envejecerse más en botella o consumir ahora. Junto a los aromas frutales, tiene unos toques minerales frescos y complejos, para tomar en buena compañía.
  • Spanish White Guerrilla Riesling 2009: VT Valles de Sadacia es una Denominación de Rioja que ampara exclusivamente vinos blancos, algunos de ellos magníficos como este Spanish White Guerrilla Riesling 2009, un vino fresco, perfecto de acidez, aromático e ideal para el verano.
{
}
{
}

Deja tu comentario Verano de Riesling

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre