Avisar de contenido inadecuado

Los siropes, básicos de coctelería

{
}

 TAGS:Para mí es imposible hablar de los mejores cócteles y no mencionar los siropes, pero no unos cualquiera, sino los siropes Monin, que trabajan la esencia del sabor como ningún otro y que, además, este año cumplen 100 años enriqueciendo y mejorando todos los cócteles que cuentan con ellos en sus recetas.

Cuando mi mejor amigo volvió de su revelador viaje a Brasil el Kahlúa siempre estaba presente en nuestras celebraciones. Kahlúa con ron, para preparar el delicioso Kalhúa Mambo, con tequila, para el Kahlúa Rita o con vodka, para ese atrevido Kahlúa Black Russian. Sin embargo, ya sumergidos de lleno en el apasionante mundo de la coctelería amateur, decidimos cambiar de bebida de base, ya que el kahlúa no respondía demasiado bien a las mezclas con siropes.

Nuestra siguiente apuesta fue el ron. Con él recorrimos el arco iris etílico preparando desde un sabroso Pretty Guava (ron, zumo de naranja y sirope de granadina), hasta un Watermelon Martini (ron, zumos de fresa y de arándano y sirope de sandía), sin olvidarnos por supuesto del azulado Cuban Passion (ron tostado, zumos de piña y banana, sirope de fruta de la pasión y sirope de curaçao azul).

Llegados a este punto era imposible dejar de experimentar, así no nos quedó más remedio que comprar ginebra, comprar whisky y seleccionar un nutrido surtido de siropes que nos inspirasen para perfeccionar nuestra técnica. Para quienes quieran hacer este experimento en casa, sólo tengo que hacer un par de advertencias, mejor acompañados que solos y, por favor, no probarlo todo el mismo día, hay que dosificar.

Si alguien quiere empezar sus andaduras con los siropes Monin regando un cóctel con base de whisky, recomendaría el God Sister o el Creamy Blend. El primero se prepara de una forma muy sencilla, vuestro Scotch favorito (también podéis usar whisky canadiense) y sirope Monin de Amaretto. Para el segundo haríamos lo mismo, sustituyendo el sirope de amaretto por uno de chocolate y añadiendo una bola de helado de vainilla.

Y para los amantes de la ginebra recomendaría el Grape Gin Martini (no puede haber nada más chic), que combina ginebra, zumo de uva y sirope de canela.

Para terminar, decir que no hay forma humana de sacar una conclusión a este experimento, entre otras razones, porque Monin no deja de proponer nuevos siropes ¡y yo los quiero probar todos! Mis próximas compras serán el sirope de cardamomo y el sirope de pepino, ¿alguien se apunta? Mientras tanto, te recomendamos otros 2 siropes que seguro que tienen que estar en tu mueble bar:

 TAGS:Sirope Monin PepinoSirope Monin Pepino

Sirope Monin Pepino, unas gotas para un gintonic de Hendrick's, o un chorrito con un Bloody Mary, ideales.

 

 TAGS:Monin Sirope GranadinaMonin Sirope Granadina

Monin Sirope Granadina, pefecto para el cóctel piruleta

{
}

Deja tu comentario Los siropes, básicos de coctelería

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre