Avisar de contenido inadecuado

Para qué se hacen las catas a ciegas

{
}

 TAGS:Llevo un rato en internet y me estoy dando cuenta de la cantidad de artículos que hay explicando por qué se hacen las catas a ciegas. No sé por qué tanta prosa sobre un tema que está tan clarete (jejeje, no podía evitar meter la bromita). Bueno, no sé vosotros que opináis pero a mí me resulta complicado decidir si las prefiero a ciegas o con los ojos bien abiertos (bueno, vamos a volver al tema del vino).

Las catas a ciegas son tan poéticas, sensoriales y útiles como:

  • Estudiar en una biblioteca con tapones para los oídos: ahí sí que te concentras, y no escuchando a la gente hablar, la tele de los vecinos, etc. El estudio cunde más y se optimiza el tiempo empleado, así como los resultados. Vas al examen y sacas un diez (o al menos apruebas).
  • Ir a un restaurante de éstos tan modernos que te proponen degustar tu menú también a ciegas: que, si olvidas el precio, claro, tienen otras muchísimas ventajas añadidas, muchas de ellas relacionadas con vivir la experiencia con comensales que merezcan la pena y hagan que la velada sea inolvidable y sensacional (no sé qué me pasa hoy con los chistes fáciles).
  • Escuchar esa pieza de música clásica que tanto te gusta a todo volumen en la soledad de tu siesta y con la persiana bajada: este viaje sensorial hace que te parezca que tienes a Mozart a tu lado dirigiendo el cotarro sólo para ti, que te sientas Luis XVI, como mínimo y que, además, te dejes gustosamente llevar a un estado de sopor y bienestar que te conduce al mejor de los sueños.

Por otra parte, aunque esta conexión tan íntima con los taninos que alcanzas en las catas a ciegas no puede repetirse en una cata de las normalillas, de ésas tan al uso que puedes hasta ver el vaso y el vino, a mí me parece que me gustan más. Igual porque disfruto descubriendo los reflejos que el preciado líquido me muestra al removerlo en la copa, igual porque me gusta el ambiente, ver la expectación de quienes lo probaremos, el orgullo del que lo sirve y el vino cayendo en la copa.

También puede ser porque a veces las cosas a ciegas son un poco peligrosas... me vienen a la cabeza las dañinas citas a ciegas, y pienso que podría ser fatal el confundir el Hacienda Monasterio 2009 con al André Clouet Grande Réserve, un vino por otro en lata, a los vinos blancos de rueda por los vinos tintos de Rioja, un vino joven con un reserva, mi vaso con el del de al lado (upsssss). Y además, me resultan poco practicas porque en ausencia de luz cómo vas a leer el nombre del vino que más te ha gustado para poder venir a internet a comprarlo...

Si estás buscando comprar vino para Navidad y no quieres quedarte a ciegas, te recomendamos:

 TAGS:Terras Gauda 2011Terras Gauda 2011

Terras Gauda 2011

 

 

 TAGS:Vega Sicilia Valbuena 5º Año 2006Vega Sicilia Valbuena 5º Año 2006

Vega Sicilia Valbuena 5º Año 2006

{
}
{
}

Deja tu comentario Para qué se hacen las catas a ciegas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre