Avisar de contenido inadecuado

Pan, pan...

{
}

¿Has notado que el pan ya no sabe a pan? ¿Que se pone duro en cuestión de horas? Resulta que además, siendo los cereales uno de los alimentos más completos que existen, el pan tal y como solemos comprarlo, no nos aporta todos los beneficios que debería.

Por eso es bueno comer panes ecológicos o artesanos.

 TAGS:

Por un lado los panes ecológicos utilizan tan sólo productos 100% naturales. Sin levaduras químicas, sin conservantes, sin transgénicos... Pero por otro lado, el proceso natural mediante el cual se elaboran los panes como se hacía antiguamente, garantiza que la harina junto al resto de ingredientes fermente, convirtiéndose en un alimento mucho más asimilable por el organismo, de forma que nuestro cuerpo puede beneficiarse de todos sus nutrientes.

La fermentación natural a partir de masa madre es un proceso largo, que no permite las prisas que imperan en la producción a gran escala de hoy en día. Pero ofrece un pan con mucho más aroma, un sabor especial y que se mantiene tierno mucho más tiempo.

Al abrir un pan que ha fermentado el tiempo necesario, lo primero notaremos es un aroma y una textura especial, y unas burbujas en la miga totalmente irregulares, resultado de un proceso natural. Al morderlo el placer ya será máximo. Pan de pueblo, pan de verdad, pan.

Por suerte, cada día resulta más fácil encontrar panaderos que se esfuerzan en mostrar a este alimento el respeto que se merece, recuperando todos esos procesos que nos garantizan un pan de verdad. Además, la mayoría de panes ecológicos o artesanos están elaborados con semillas o harinas integrales, lo que nos ofrece una aún mayor fuente de fibra, proteínas y vitaminas.

Un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de tomate, jamón... Sabores naturales y sanos que no deberíamos olvidar...

{
}
{
}

Deja tu comentario Pan, pan...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre