Avisar de contenido inadecuado

Cómo organizar una cata

{
}

Cata de vinosUna cata puede ser un evento agradable para disfrutar con la familia o los amigos, y resulta fácil de organizar. Da igual si quieres que sea algo íntimo, o si tienes algún propósito comercial, porque en esencia debes seguir los mismos pasos.

Empieza planificando cuidadosamente. Una cata es un evento para disfrutar de los sentidos, y cada detalle debe contribuir a ello. Si quieres puedes preparar invitaciones para darle un carácter más relevante, que tus invitados noten que te has esmerado, y se den cuenta de que te has tomado el trabajo de prepararles una experiencia especial:

  1. Piensa qué tipo de evento estás organizando. Prepara una cena, un cóctel o un aperitivo después de la cata inicial en función de la hora del día y de los asistentes que esperas, así podéis aprovechar la experiencia para disfrutar de unos buenos maridajes. Esto permitirá a tus invitados ampliar el placer de la cata y darse cuenta de cómo los vinos saben distinto con diferentes comidas.
  2.  Si la cata pretende ser profesional, cuenta con la ayuda de un profesional. Para tus amigos puede ser suficiente disfrutar del vino en buena compañía, e incluso puedes pedirles que te ayuden con la elección de los vinos, o el maridaje. Pero un profesional difícilmente querrá  volver a perder el tiempo contigo si no le ofreces una experiencia más pro. Elige cuidadosamente el lugar, la decoración, los vinos y la comida, las invitaciones y, como ya hemos dicho, cada uno de los detalles
  3. Prepara las cosas que necesitarás para la cata: copas adecuadas, sacacorchos y, por supuesto, los vinos que vayáis a catar. Facilita a los invitados un kit de cata (copas, servilletas, lápiz y hojas para anotaciones, para facilitarles la cata. Además, sería interesante que este kit incluyese una guía de cata con las características de los vinos que estáis catando, indicaciones sobre los aromas presentes en los vinos y su origen, y algún pequeño truco sobre la cata (cómo catar, como distinguir el color, temperaturas,...).
  4. Deberías disponer de los vinos de la cata, por lo menos, 48 horas antes, en posición horizontal, para que reposen, y a la temperatura adecuada, para que estén listos. Durante la cata, asegúrate de que cada invitado tiene una copa para cada vino, o busca la forma de aclarar la copa con agua y envinar antes de servir, para que no resulte pesada la espera entre vino y vino. La mejor opción sería disponer de una copa para cada vino, de manera que una vez catado un vino la copa quedara a disposición del invitado para luego poder comparar con los vinos siguientes.
  5. Guía a tus invitados durante la cata. Empieza por el vino más ligero y acaba con el más fuerte, para que los aromas no se solapen, y coméntales los motivos por los que has ido eligiendo cada vino. Sería aconsejable que existiera un hilo conductor entre los vinos (vinos de la misma región, de la misma uva, de la misma añada). Eso suele resultar interesante para los invitados porque así pueden tener una perspectiva más amplia sobre el tema de la cata.
  6. Termina la cata con el maridaje. Deja que los invitados comenten, y que la conversación fluya. Una cata tiene que terminar como una fiesta y, como en las fiestas, el anfitrión tiene que saber cuándo dejar de ser protagonista para ser uno más. ¡Qué disfrutéis!
{
}

Comentarios Cómo organizar una cata

[...]rgin-right: 340px; min-height: 0;"> Cómo organizar una cata blog.uvinum.es/organizar-cata-1155424 – view page –[...]

Deja tu comentario Cómo organizar una cata

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre