Avisar de contenido inadecuado

La liberalización de las plantaciones de viñedo divide a Europa

{
}

Viñedos

Las Denominaciones de Origen vinícolas de España están tomando posiciones en el debate sobre la Normativa que liberalizará las plantaciones de viñedo en Europa. Se trata de una Normativa que prevé dejar de limitar el cultivo de viñedos, de forma que cualquiera pueda plantar la cantidad que quiera, en la zona que quiera, al contrario de lo que sucede ahora, donde la producción está limitada por un sistema de derechos de producción.

El temor de los elaboradores es, entre otros, que haya empresas, o incluso bodegas que producen vinos en cantidades masivas, se lancen ahora a controlar sus propias producciones, lo que produciría que hubiera mucha más oferta que demanda de uva, los precios bajarían -tanto de uva como de vino, porque los costes de producción de esas grandes empresas se abaratarían- y el mercado se colapsaría.

Este peligro no sólo está presente en los cultivos no acogidos a Denominación, sino que dentro de las propias Denominaciones el problema puede multiplicarse: mientras algunos agricultores pueden quedarse sin salida para su uva, habrá productores que planeen cultivos intensivos en las zonas más comerciales para acaparar el mercado, aprovechando el tirón.

El nuevo sistema, además, produciría movimientos a nivel intraeuropeo, por lo que se podrán ver cómo empresas de otros países se lanzan a la producción de uva en Denominaciones de países diferentes, no tanto para elaborar vino, sino por mero afán especulativo.

Mientras, las Denominaciones menos conocidas y rentables pueden verse prácticamente abandonadas.

Los países productores, abanderados por Francia, tienen una idea precisa de lo que, a su juicio, pueden ser las repercusiones de la Ley que se encuentra en proceso, por lo que se han unido para solicitar su modificación. En total se encuentran alineados en esta postura 9 países, contando con Italia, Alemania, Austria, Hungría, Portugal, Rumanía, Chipre y Luxemburgo, junto a la citada Francia.

La mayoría están en contra de una ley que eliminará el actual sistema de derechos, por considerar que cortaría de raíz el equilibrio de oferta y demanda actual, con un aumento de producción que provocaría una bajada de precios insostenible.

España, en cambio, votó a favor de la Ley, aunque las Denominaciones de Origen vitivinícolas esperan que, cuando la Ley se estudie a fondo para su aprobación definitiva, se produzca un cambio de postura, entendiendo que el sector vinícola es fundamental en la economía española, y que aprobar esta ley supondría un grave perjucio a los intereses de España. El debate se producirá el año que viene, por lo que se supone que España deberá ponerse en contacto con el resto de países afectados para convenir una estrategia común, algo que aún no se ha producido. Eso es lo que motiva el movimiento de presión de las Denominaciones de Origen.

{
}
{
}

Comentarios La liberalización de las plantaciones de viñedo divide a Europa

Lo que mas admiro de las creaciones de Dios y el conocimiento de los hombres son los viñedos me encantan son hermosos los cultivos, y mi logro es conocerlos algún día y esa foto es hermosa hermosa . Dios les acompañe y les de muchas cosechas mas
Diana Carvajal Diana Carvajal 12/04/2014 a las 17:55

Deja tu comentario La liberalización de las plantaciones de viñedo divide a Europa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre