Avisar de contenido inadecuado

La importancia del desayuno

{
}

 TAGS:Ahora que en la cabeza de muchos está perder esos kilos de más que nos han traído los reyes magos, no conviene olvidar algunas pautas de la alimentación sana. Todos hemos oído mil veces la importancia de comenzar el día con un buen desayuno, pero con las prisas del día a día, muchas veces lo olvidamos y salimos de casa con un café y una galleta, en el mejor de los casos.

Un desayuno equilibrado debe aportarnos nutrientes y glucosa para enfrentar el día duro de trabajo que tenemos por delante. La glucosa será la gasolina que el cuerpo necesita para poder concentrarnos, estar de mejor humor, tener energía y fuerza para llegar a la siguiente comida... ¡El cerebro se alimenta de glucosa, no puede faltarnos!

Por un lado, a primera hora de la mañana el cuerpo lleva muchas horas sin recibir ningún alimento (de ahí su nombre, des-ayuno). Por otro, tiene todo un día por delante para quemar todas las calorías que reciba. Ahí radica su importancia. Todos necesitamos darle a nuestro cuerpo lo que más le conviene, sobretodo los niños, o tendrán más dificultad para el aprendizaje, el ejercicio físico, la concentración, la memoria...

Asegúrate de que tu desayuno suponga entre el 20% y el 30% de las calorías que necesitas a lo largo del día, y que esté formado por todos los grupos de nutrientes necesarios. Esto ayudará a que te enfrentes de mejor humor al día a día, tengas fuerzas para poder con todo, cuides tu dieta y tengas una alimentación más equilibrada.

Algo de fruta o zumo natural, para comenzar el día con vitaminas y proteger nuestro cuerpo ante el invierno, pan o cereales, que nos aportan fibra y energía, para funcionar correctamente y que junto al azúcar nos proporciona el combustible que necesitamos.

Olvídate de la bollería industrial. Muchas grasas saturadas, colorantes, conservantes... Hacer un bizcocho o unas galletas en casa es muy fácil y quita poco tiempo. O por lo menos, que los dulces sean artesanales, seguro que cerca de casa tienes una buena panadería.

Y por supuesto, lácteos: leche en el café o el cacao, un yogurt, algo de queso... seguro que encuentras la manera fácil de completar el desayuno adaptándolo a tus gustos.

Y no te olvides de un pequeño almuerzo a media mañana. Nos ayuda a equilibrar las comidas, haciendo que el cuerpo aproveche mejor los nutrientes de todas ellas. ¡Pero ojo! Nada de ir a la máquina a por un dulce. Una pieza de fruta, una barrita tostada con tomate, un café o un té... ¿has pensado en compartir con tus compañeros una cesta de fruta en la oficina? ¡Te ayudará a tener siempre a mano fruta fresca para cuando te entre el hambre!

{
}
{
}

Deja tu comentario La importancia del desayuno

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre