Avisar de contenido inadecuado

Guía para el aficionado al vino novato: cómo elegir un vino francés

{
}

 TAGS:Comprar vinos de Francia no es tarea fácil. La extensa variedad de las regiones vinícolas francesas y su elevado número, cerca de 15 sólo entre las principales, ponen la tarea de seleccionar el mejor vino francés para nuestra cena un poco más complicada. Tampoco se puede generalizar, ya que dentro de cada región encontramos distintos productores, cada uno con sus vinos, por lo que nos podemos ver inmersos en un laberinto enológico.

Para simplificar esta tarea de elegir un buen vino de Francia, vamos a hacer una pequeña clasificación atendiendo a su ropa, más concretamente a sus vestidos -robe-, que es como en francés denominan al color del vino. Así tenemos, además del vino blanco, el tinto y el rosado, el gris.

Empezaremos por este último, por ser el menos frecuente, que se obtiene a partir de las uvas Pinot Noir en la mayoría de los casos, aunque también puede provenir de la uva Gamay, como los famosos vinos de Toul; de la Sauvignon Gris, la Garnacha gris o de la Terret gris. La peculiaridad de la uva Pinot Noir es que pese a su exterior oscuro esconde una pulpa blanca, que se separa del hollejo para dar lugar al vino gris y al champagne Blanc de Noir, que sería nuestra elección.

De entre los vinos rosados franceses elegiríamos alguno de Côtes De Provence o Provence, ya que esta región es la única en Francia que curiosamente produce más vino rosado que blanco o que tinto? por algo será. El Roseline Harmonie Rosé 2010 es un vino especial, porque es cultivado al modo tradicional y porque presenta una interesante combinación de uvas: Cinsault, Garnacha Noir y Syrah, que dan como resultado un vino con matices que llama la atención por su color rosa pálido que se traduce en irresistible a los ojos.

Si vamos buscando un vino blanco francés podemos optar por uno muy fresco, con aromas vegetales y precio asequible, que estaría fenomenal para empezar, como algún Sauvignon Blanc de Sancerre, aunque conviene informarse porque estos vinos también pueden percibirse en boca con un tono algo más mineral si la uva no estaba lo suficientemente madura. Otra opción sería irnos al extremo contrario y apostar por comprar vinos de Sauternes, un vino dulce del que ya hemos hablado largo y tendido en algunas otras entradas de este blog.

Por último, tenemos la opción de ir a lo seguro y escoger un Chablis, un vino mineral y un poco ácido que siempre resulta elegante. Dependiendo de nuestro presupuesto podemos quedarnos con alguno entorno a los diez euros, como el Calvet Chablis 2009 o el Donaine Hamelin Chabils AOC 2009 o irnos a por un Grand Cru, como por ejemplo el Laroche Les Clos 2008, que se encuadra en un rango de precios más elevado.

En tintos depende de lo que te quieras arriesgar, puedes ir a lo seguro y llevarte a casa un Burdeos o un vino de Borgoña, pero también puedes investigar un poco y escoger un Châteauneuf Du Pape, si te gustan los vinos de alta graduación y quieres dejarte seducir por la sublimación de la Garnacha, que se suele combinar con la Mourvèdre y el Syrah; o podrías escoger un Côtes Du Rhône, con cuerpo y notas avainilladas y a frutas del bosque.

En cuanto a los vinos espumosos, no los hemos mencionado porque son un mundo aparte: los champagne, los crémant de Alsacia,... otro día nos pondremos con ellos

Un truco: antes de elegir, concéntrate en el menú y la compañía para que el resultado sea redondo, y no te cortes a la hora de innovar, sobre todo en lo que a maridaje se refiere.

¿Quieres iniciarte con los vinos de Francia? Te recomendamos 2 valores seguros, uno blanco y otro tinto:

 TAGS:Château Giscours 2014Château Giscours 2014

Château Giscours 2014

 

 

 TAGS:Leon Beyer Gewurztraminer 2013Leon Beyer Gewurztraminer 2013

Leon Beyer Gewurztraminer 2013

{
}

Deja tu comentario Guía para el aficionado al vino novato: cómo elegir un vino francés

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre