Avisar de contenido inadecuado

Cómo elegir un vino por su etiqueta

{
}

 TAGS:El tema de las etiquetas de los vinos es un asunto peliagudo. Yo ya llevo un tiempo haciendo el experimento y me he dado cuenta de que, además de la subjetividad inevitable, el factor país de procedencia del consumidor es un punto importante a tener en cuenta. En otras palabras, lo que a mí, española de toda la vida, me parece una etiqueta elegante, moderna y evocadora (vamos, chachi piruli) correspondiente a un vino por el que pagaría una buena suma, a una persona de otro país le puede parecer el fiel reflejo del vino de mesa hecho pegatina. Y viceversa.

Si vamos a elegir un vino guiándonos por su etiqueta deberemos tener en cuenta todo esto, aunque claro está, las pruebas son las pruebas, y en el momento de la cata puede reinar la unanimidad más allá de esa disuasoria primera impresión.

Algunas de las etiquetas que más me han llamado la atención últimamente corresponden a vinos de Mallorca. 12 Volts, 4 kilos o Gallinas & Foques son algunos de los diseños que personalmente me hacen no poder evitar probar el vino que se encierra dentro de semejante packaging.

En el polo opuesto están los minimalistas vinos Habla, que también me hicieron sucumbir a la tentación pero en esa ocasión por todo lo contrario. La sobriedad de su puesta en escena, el cristal oscuro de su botella y el contraste blanco y negro, consiguieron que reprimir mi curiosidad fuese batalla perdida (menos mal, porque ahora son de mis favoritos).

Vengo observando que los vinos de Yecla, Jumilla y Aragón se están lanzando a la innovación en lo que a etiquetas se refiere. Diseños impactantes que consiguen captar tu atención con una promesa, la de que el contenido es tan bueno, diferente y original como la etiqueta que los viste.

Últimamente parece que huimos de los dorados, de los tipos de letra demasiado rococós y de la imagen de un vino excesivamente clásica. Sin embargo, ¿qué pasaría con Marqués de Riscal o Vega Sicilia, por poner un ejemplo, si cambiasen la etiqueta? ¿Seguirían siendo los mismos? O, ¿qué crees que pensarían de ti tus futuros suegros si cuando ven la botella de vino que les llevas para comer descubren que el nombre del mismo es ?Con un par? (Albariño) o ?Cojón de gato? (Somontano)?

Seguro que la etiqueta habla del vino, pero sin duda también del que lo elige. De nuestras sugerencias de hoy, ¿cuál elegirías por su etiqueta?

 TAGS:Lagunilla Reserva 2007Lagunilla Reserva 2007

Lagunilla Reserva 2007, una etiqueta clásica en Rioja

 

 

 TAGS:Viña Pomal Reserva 2006Viña Pomal Reserva 2006

Viña Pomal Reserva 2006, un clásico "actualizado"

{
}

Deja tu comentario Cómo elegir un vino por su etiqueta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre