Avisar de contenido inadecuado

Cómo distinguir los cavas

{
}

Disfruta del cavaUna forma de diferenciar los cavas, como diría el Uviner Carlos Sánchez, es el precio. Evidente, es cierto. Ahora bien, el precio no nos va a decir cómo va a saber el cava, pero en la etiqueta hay indicaciones que nos ayudarán un poco más. Vamos con ellas.

La primera indicación viene marcada con el nombre del Cava. No es lo mismo un cava Brut Nature, que un Extra Brut o un Semiseco. ¿Qué quieren decir estos nombres?

Los cavas se elaboran, tradicionalmente, mediante un proceso de doble fermentación. El mosto se transforma en vino mediante la fermentación, y un vino que vuelve a fermentar se convierte en espumoso. En ese proceso el azúcar del vino se transforma en alcohol, por lo que la forma más fácil de volver a conseguirla es añadir azúcar al vino.

Pues bien, la indicación de Semiseco, Brut, Extra Brut,... se refiere a la cantidad de azúcar que se añade para elaborar el cava, y nos dará una idea sobre el sabor más o menos dulce del cava resultante. La correspondencia es la siguiente, de menos a más dulce:

  • Brut Nature: sin adición de azúcar, o hasta 3 gr de azúcar por litro
  • Extra Brut: hasta 6 gr de azúcar por litro
  • Brut: hasta 15 gr de azúcar por litro
  • Extra seco: entre 12 y 20 gramos de azúcar por litro
  • Seco: entre 17 y 35 gramos de azúcar por litro
  • Semiseco: entre 33 y 50 gramos de azúcar por litro
  • Dulce: más de 50 gramos de azúcar por litro.

Como lo más laborioso es provocar una segunda fermentación sin añadir azúcar, los cavas más valorados por los entendidos son los Brut Nature, pero al final se trata, como siempre, de una cuestión de gustos. No dejes que nadie te critique si te gustan los cavas dulces.

Eso sí, cada cava, por su sabor, combinará mejor o peor con diferentes comidas. Los cavas Secos o Extra secos son apropiados para los aperitivos, los Brut y Brut Nature con la comida y los semisecos y dulces para los postres.

Otra información a considerar es la de Cava Reserva, o Gran Reserva, y no tiene que ver con la elaboración del cava sino con el tiempo de crianza del cava. Según la D.O. Cava, un Cava Gran Reserva es aquel que ha pasado más de 30 meses de crianza. En cuanto a los cavas Reserva, o Reserva Especial, se trata de nombres comerciales de cada que no añaden una información exacta sobre el cava, así que no merece la pena fijarse en ello.

Cómo disfrutar más del Cava

Sírvelo muy frío, pero no lo metas en el congelador. Cuanto más lentamente se enfríe el cava (como cualquier vino), mucho mejor. Si tienes que hacerlo, lo mejor es una cubitera con hielo y con algo de agua (el agua se enfriará y enfriará el Cava de forma progresiva). Y si quieres que el hielo dure más, añade sal al agua :)

Sírvelo con la copa inclinada, para evitar que el cava desprenda mucha burbuja y se derrame.

Fíjate en la fecha de expedición del cava. Las bodegas sacan partidas varias veces al año, y cuanto menos tiempo haya pasado, mejor. Por eso es mejor comprarlo cuando lo vayas a consumir, y no guardarlo.

Las copas aflautadas son mejores para la cata, porque concentran aromas y se formará un hilillo de burbujas. Las copas anchas clásicas sirven para que el cava se desbrave (pierda burbujas), para aquellos que no quieren sentir tanto cosquilleo.

Comenta los cavas que pruebes en Uvinum. Así descubrirás las delicias del cava a otros Uviners, y ellos te podrán enseñar nuevos a ti. 

{
}

Comentarios Cómo distinguir los cavas

[...]iv> Cómo distinguir los cavas blog.uvinum.es/distinguir-cavas-988199 – view page –[...]

Deja tu comentario Cómo distinguir los cavas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre