Avisar de contenido inadecuado

Cuándo decantar el vino

{
}

DecantaciónUno de los rituales que más se asocian a la cultura del vino es, aparte de la cata, la decantación. Y es uno de los que menos se entienden, y sobre el que hay más controversia. ¿Cuándo debe decantarse un vino? ¿Mejora un vino al decantarse? ¿Decantar o airear?

¿Decantar o airear un vino?

En principio estamos hablando de dos cosas distintas, aunque normalmente una cosa lleve a la otra. Pero hay diferencias:

  • Cuando decantamos un vino lo que queremos es trasvasar el vino de un recipiente a otro para deshacernos de los posos.
  • Cuando aireamos un vino lo que hacemos es permitir que el vino entre en contacto con el aire, para que al oxigenarse los aromas afloren, sobre todo si se trata de vinos concentrados que llevan tiempo encerrados en la botella.

La decantación

Los vinos viejos, o los que no han sido suficientemente filtrados en su elaboración, pueden presentar posos. El hecho de que un vino contenga posos no nos dice nada sobre su calidad: puede ser buen o mal vino, independientemente de que contenga o no posos. Pero los posos suelen tener un sabor ligeramente amargo y de astringencia , por lo que es conveniente separarlos con el fin de apreciar el vino adecuadamente.

Si te parece que una botella puede tener posos, lo normal es que la decantes. Actualmente existen decantadores en el mercado que incluyen un filtro, o incluso puedes comprar un filtro por separado, y si te aseguras de que los agujeros del filtro sean lo suficientemente pequeños, con eso bastaría. Pero la realidad es que los filtros de vino no suelen evitar los posos.

La opción clásica es la que os vamos a explicar. Parece pasada de moda y snob, pero sin duda es la mejor para los grandes vinos. Si has guardado la botella de forma horizontal, como se aconseja, lo mejor es que acomodes la botella en un cestillo para vino, donde quedará ligeramente inclinada, para que puedas abrirla pero sin moverla, a fin de que los posos no se remuevan con el vino y lo enturbien. Mantén la botella así 24 horas antes de servirlo, si puedes.

Prepara el decantador, y enciende una vela sin aroma. Procura encender la vela en otra parte, para que el olor del fósforo de la cerilla o del gas del mechero se quede en el mismo sitio donde vas a oler el vino. Abre la botella (esto será lo más complicado, porque con la botella inclinada es más complicado que con la botella en posición vertical), y una vez abierta, empieza a verter lentamente el vino en el decantador. Es importante que el proceso sea lento para alterar el vino lo menos posible.

¿Y la vela? El cuello de la botella debe estar situado entre tus ojos y la vela. Así verás el cuello de la botella y podrás ver cuándo empiezan a deslizarse posos por el cuello de la botella. Ése será el momento de dejar de servir el vino, y habrás decantado el vino con éxito.

Aireación del vino

Al decantar un vino también lo estás aireando, lo estás exponiendo al oxígeno, lo que hará que algunos aromas se disipen y otros se suavicen. En el caso de grandes reserva de gran antigüedad, esto puede significar echar a perder los pocos aromas que le puedan quedar al vino, así que debes tener cuidado al elegir qué vino debes airear.

Existen decantadores de bocal pequeño para los vinos que necesitan decantación pero no aireación, mientras que los decantadores más comerciales suelen servir para ambas funciones.

La aireación está indicada para vinos a los que se les supone potencia de aromas y que están en el mejor momento de consumo. Así eliminamos los olores a cerrado y permitimos que afloren todos los aromas en menor tiempo.

Para airear un vino tienes que verterlo en un decantador, también despacio, pero sin preocuparte de los posos. Algunos vinos -la menor parte- exigen también que los "rompas", es decir, que los viertas de forma potente, para que los alcoholes se disipen. Pero normalmente "romper" un vino no es buena idea.

La mejor forma de saber si un vino necesita aireación es abrir la botella y probarlo: si notas que tiene aromas muy concentrados, "como a cerrado", y poco definidos, entonces lo normal será decantarlo. Los aromas a cerrado son los de humedad, ligero sabor a corcho (si es muy pronunciado es que se trata de un defecto del vino) y el olor a periódico viejo, a cuero húmedo, ...

Si no sabes identificar estos aromas, o no estás seguro, abre la botella, prueba un poco y déjala abierta 10 minutos. Pasado ese tiempo, al volver a probarlo, verás si ha mejorado en algo, y si es así, decanta el vino para airearlo. Si no, sólo habrás airedo la superficie, y el vino no habrá perdido gran cosa.

{
}
{
}

Comentarios Cuándo decantar el vino

Os considero una páginaprofesional y me gustan buestras opiniones
Juan Martin-Buitrago Juan Martin-Buitrago 15/05/2014 a las 16:13

Deja tu comentario Cuándo decantar el vino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre