Avisar de contenido inadecuado

Cerveza: ¿cómo prefieres la tuya?

{
}

 - Sobre gustos no hay nada escrito. No es sólo una cuestión psicológica, el gusto es en realidad una combinación de sabor, olor y textura. Las razones por las cuales preferimos una cosa sobre otra obedece a razones muy variadas. En el mundo de la cerveza la variedad es la expresión misma de los paladares que tanto la celebran. Cada quien prefiere su cerveza de determinada manera, ya sea de barril (draught), de botella o hasta de una lata. Creemos que la servida en vaso es, naturalmente, superior y  la opción adecuada pero el secreto, en general reside no sólo en la cerveza sino el la calidad del vaso.

La forma del cristal puede afectar a la manera en que el aroma golpea la nariz y la forma en la que los sentidos y la cabeza atrapa el sabor de la cerveza en el vaso. Nosotros no somos  fabricantes de vidrio naturalmente, pero sabemos que las compañías de cerveza suelen poner un gran esfuerzo de investigación en el vidrioen la medida en que optimiza el sabor de su cerveza.

Hay que tener en cuenta que esto sólo es útil si el uso de material de vidrio para cerveza es puro. Esto significa que el vidrio debe estar limpio hasta el punto de que el residuo transparente, las manchas de agua, cualquier cosa que no están en vidrio no empañen los perfumes y sabores del líquido.

Además, en el caso de la cerveza de barril (draught), si la persona en cuestión o el servidor es principiante para servir de la cerveza del grifo, esta puede tener un sabor metálico producto de tocar la cabeza del dispensador con el interior del vaso.

Si la cerveza no está dispensada de un buen sistema que mantiene adecuadamente la temperatura constante de su cerveza de barril, también puede degustar con tonos mediocres y neutros o puede tener un sabor falto y sin carácter si las líneas del dispensador no se limpian con regularidad, cosa común cuando se prefiere cerveza de barril.

Es un error además pensar que todas las cervezas se deben servir heladas y en la misma temperatura, en realidad la única cerveza que está bien servir a tan baja temperatura son las cervezas ligeras, como la típica cerveza rubia española, como la Estrella Damm. De lo contrario el frío se abrumar a su capacidad de degustar el sabor de la cerveza más robusta y con personalidad, como la cerveza pale ale.

En última instancia, depende de las preferencias personales de cada quien, todo esto es el abanico de posibilidades que el consumidor tiene en el mundo actual. Si prefieres la sensación de cerveza helada a la de una ligeramente fría, esa es tu prerrogativa y ningún conocedor tiene derecho alguno de juzgar dicha elección. Sin embargo son los pequeños detalles que he mencionado los que hacen la diferencia entre degustar una cerveza en su totalidad o desperdiciar sus mejores calidades y matices.

Si lo que buscas es algo refrescante y ligeramente amargo, una cerveza de verano es la respuesta, así que juega con eso un poco hasta que encuentres tu preferida. Lo importante es experimentar y tener un paladar amplio, y aprender a disfrutar de cada una.

¿Quieres una cerveza de verano? Te recomendamos 2 de las más vendidas:

 TAGS:CoronitaCoronita

Coronita, cerveza suave y ligera, ideal para consumir muy muy fría.

 

 

 TAGS:GuinnessGuinness

Bastante más consistente, apta para acompañar las comidas de verano

{
}

Deja tu comentario Cerveza: ¿cómo prefieres la tuya?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre