Avisar de contenido inadecuado

Cerveza y la leyenda de Gambrinus

{
}

Gambrinus

Como muchas cosas de las que vemos cotidianamente en nuestras vidas tienen detrás una historia y en algunos casos una  leyenda, la cerveza no se escapa a este imaginativo popular que hoy os contamos, estamos seguros que después de leer esta interesante y fantástica leyenda ya no volveremos a ver a la cerveza tan ligeramente como antes.  Además de poder alardear de saber cómo y quién invento la cerveza, mitológicamente hablando claro está, aunque creemos que esta versión es más divertida que la real.

La leyenda de la cerveza

En el famoso pueblo cervecero belga de Fresnes en Flandes, allá por el siglo XIII, existía un joven aprendiz de vidriero que llevaba por nombre Gambrinus, este mozo estaba perdidamente enamorado de una bella joven, que tenía por nombre Flandrine pero como el amor es caprichoso, la bella Flandrine no correspondía el amor del pobre Gambrinus.

Gambrinus desconsolado por el rechazo de su amada, no tuvo mejor idea que acabar con su vida, para ello el desahuciado joven se fue al bosque del pueblo, en donde se iba ahorcar y acabar su suplicio amoroso, pero justo en el preciso instante que iba abandonar este mundo, Gambrinus tuvo una aparición.

Se trataba del mismo diablo en persona, quien había ascendido del infierno para ofrecerle un pacto a cambio de su alma. El  pacto entre Satanás y Gambrinus, consistía que el príncipe de las tinieblas le daría los talentos y el don para ganar el amor de Flandrine y si no podía lograrlo le enseñaría como olvidarla.

Desde ese momento el joven Gambrinus se convirtió en un excelente bailarín y un diestro músico, artes que utilizó para conquistar a su amada, pero sin ningún éxito, el amor de Flandrine le seguía siendo esquivo. Al diablo solo le quedaba cumplir la otra parte de su pacto, debería enseñarle a olvidar por completo a su amada.

El diablo ciñéndose a su palabra le enseñó a Gambrinus, a preparar un amargo brebaje, elaborado a base de malta, cebada y lúpulo, maravilloso elíxir el que llamó “cerveza”, esta bebida espumosa al ser bebida por el joven Gambrinus, tenía el poder de hacer olvidar el desamor de Flandrine e inclusive olvidarse de ella por completo. Desde ahí el joven Gambrinus se convirtió en rey, en el rey de la cerveza. Hoy Gambrinus es el patrón no oficial de la cerveza en Bélgica, además de ser el nombre de una famosa cerveza belga.

Ahora toca probar cervezas y decidir cuál va más acorde con tus gustos, así que te recomendamos algunas muy diferentes:

  • Damm Inedit 50cl: Elaboración dirigida por Ferrán Adriá para Cervezas Damm, es una cerveza suave, con poco amargor, con notas a cítricos y muy fresca. Una cerveza lager cremosa para disfrutar en cualquier momento. Divina.
  • Rochefort 8: Una de las famosas cervezas trapistas. Las cervezas trapistas son aquellas cervezas con receta tradicional de abadía que se siguen elaborando en la propia abadía, a cargo de los monjes y en la que parte de los beneficios se dedican a la ayuda social. Garantía de tradición.
  • Chimay Red (Rouge): Dentro de las cervezas trapistas (o trapenses), la Chimay es la más comercial y económica de todas. Suave, ligeramente dulce, tostada y buenísima para un rato agradable.
  • Duff Beer: La preferida de Homer Simpson. Desde Alemania nos llega la cerveza oficial de la familia Simpson. Una rubia fresquita, espumosa y con un toque amargo al final perfecta para los aperitivos.

¿Por cuál te decantas? ¿Tradición, innovación, o cerveza de autor? ¿Cuál es tu preferida?

{
}

Deja tu comentario Cerveza y la leyenda de Gambrinus

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre