Avisar de contenido inadecuado

La cata de vino a ciegas

{
}

 - Existe un arte de degustar un vino a ciegas y luego descifrar qué es, pensemos en una copa de vino como un rompecabezas con la etiqueta del vino como la imagen final. La vista, el olfato y el gusto del vino son las piezas del rompecabezas. Cada uno te dará pistas sobre la respuesta de su pregunta: ¿Qué es este vino? Pero primero lo primero: ¿Por qué a ciegas?

La cata a ciegas de vinos es una de las mejores maneras de formular una opinión imparcial sobre el vino. Cualquier conocimiento que se tenga acerca de un vino puede nublar el juicio o influir en su evaluación. Tal vez  no te gusta el Merlot? Cualquier detractor del Merlot ya seguro tendrá una campaña en contra  incluso antes de que llegue a sus labios.

Tal vez el vino era extremadamente caro la primera vez que lo probaste. Puedes estar dispuesto a darle a un buen vino de una tarjeta roja, simplemente porque cuesta un ojo de la cara. O al revés, si es excesivamente barato no te parece bueno. Estos factores y muchos más pueden influir en tu opinión, inconscientemente o no. La mejor manera de hacer una evaluación honesta es no saber nada en absoluto.

Además, un punto importante es que eso quiere decir que nosotros no hemos ido a comprar vino. Catar a ciegas significa aceptar el vino que te den, y tener por tanto la oportunidad de probar nuevos vinos, zonas, uvas,...

Hay otra razón para catar a ciegas: La cata a ciegas de vinos obliga al catador a concentrarse en cada diminuto aspecto del vino. Dado que él o ella puede tener dificultades para identificar el estilo o el origen del vino van a tratar aún más cuidadosamente de identificar aromas, sabores o estilos. La mayoría de los profesionales del vino degustan, ya sea en un plan ciego (donde se puede conocer una parte de la información como el país de origen o variedad de uva) o doblemente ciego. Doble ciego significa que el catador no sabe absolutamente nada sobre el vino antes de que se sirva. Esta es una muy buena herramienta para utilizar en perfeccionar habilidades de cata de cualquier amante del vino.

La primera área a cubrir es la imagen del vino:  Hay muchas pistas que el color, la viscosidad y la pigmentación del vino pueden ofrecer para quien sea capaz de detallarlas. Comienza con el color. Los vinos tienen un color distinto de acuerdo a la variedad de uva utilizada en su producción. Un Riesling tienden a ser muy ligero y casi blanco, mientras que Chardonnay tiene un tono dorado más completo. Los Gewürtztraminers tienen más bien el aspecto de un albaricoque servido en una copa. Un buen Pinot Noir es de uva muy ligera de color rojo, mientras que el Cabernet tiene distintas tonalidades de color púrpura y un Garnacha muestra oscuras profundidades, negro.

¿Seguimos? Bueno, otro día profundizaremos. Ahora es el momento de catar, y para ello te ofrecemos 2 vinos que a seguramente te sorprenderán en una cata a ciegas:

 TAGS:Lagunilla Reserva 2005Lagunilla Reserva 2005

Lagunilla Reserva 2005, un vino con tan barato que puede inconscientemente, engañar sobre su calidad.

 

 TAGS:Viña Albina Reserva 2005Viña Albina Reserva 2005

Viña Albina Reserva 2005, uno de los mejores vinos de España por su relación calidad-precio

{
}
{
}

Deja tu comentario La cata de vino a ciegas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre