Avisar de contenido inadecuado

El calentamiento global afecta al vino

{
}

Vino y calentamiento globalTodos somos consientes la importancia y las consecuencias del calentamiento global, pero ahora se ha sumado otra preocupación más a este delicado tema, el calentamiento global afecta al vino y por consecuencia a los productores de esa bebida y cómo no, los consumidores de ella.

En el III Congreso Mundial sobre Cambio Climático y Vino, que se celebró hace algunos días en la ciudad de Marbella, se llegaron a muchas importantes conclusiones referentes al futuro del vino ante el inminente calentamiento global. Entre estas nuevas luces la noticia más impactante referida al vino, fue la que el vino con el calentamiento global subiría su grado de alcohol.

Pero no fue la única noticia mencionada en este congreso, también se habló que algunos vinos tintos perderían su color y sabor, que la acidez propia del vino también bajaría y que en el caso de los vinos claros sucedería lo contrario. Estos cambios inmanejables hasta ahora afectarían muchas de las cualidades propias de cada vino.

Las cepas también fueron temas de discusión, llegando a la conclusión que las uvas “autóctonas” serán las que mejor resistan a estos caprichos de la naturaleza. Ernesto Franco Aladrén (representante de la Denominación de Origen (D.O.) Cariñena y Jefe de la unidad de Enología del Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón), explicó que cepas como la Garnacha, Moristel, Parraleta o la Alcañón, desde la década de los 80 han ido siendo sustituidas gradualmente por las de Chardonnay o Cabernet Sauvignon; enfatizó que hay que hacer un trabajo a conciencia en la recuperación de estas cepas antes mencionadas.

Ignacio Fernández (jefe de la Unidad de Economía y Derecho de la Organización Internacional del Vino - OIV), explicó que las variedades autóctonas conjuntamente con la innovación y algunas prácticas en el campo, podrían salvar o al menos adaptarse a las nuevas temperaturas por venir. No obstante habló de panoramas climatológicos muy extremos que podrían ser nefastos para la producción del vino y la producción vitivinícola en sí.

Fernández terminó su exposición con una frase que nos llama a la reflexión y que sintetiza el peligro inminente que está pasando la industria del vino: "Si no hacemos nada, llegaremos a la producción no sostenible".

Estas aseveraciones de los estudiosos del tema, nos llaman a la reflexión no sólo a los implicados en el asunto del vino, sino a la población entera, ya que en nuestras manos está frenar estos desastres climatológicos.

{
}
{
}

Deja tu comentario El calentamiento global afecta al vino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre