Avisar de contenido inadecuado

Las bebidas en el arte

{
}

 TAGS:Son numerosos los cuadros con bebidas en sus composiciones, muchas veces estos cuadros reflejan deseos y placeres personales de los artistas que los pintan y otras realmente plantean mostrar a un personaje o situación rodeada de elementos característicos, estos detalles que son las bebidas le dan realismo a la pinturas,  y me atrevería a afirmar que les dan cierta atemporalidad a los ojos de los espectadores.

Si miramos con detenimiento cuadros como el “Bebedor de Ajenjo” de Picasso podemos observar cómo se prepara la bebida con esmero y sobriedad reflejada en el rostro del personaje, en “Midas ante Baco” Nicolas Poussin plasma con todos los conocimientos adquiridos en la escuela clasicista, algunos de los placeres más destacados: la sensualidad del cuerpo femenino, la delicia del vino y la paz del sueño profundo que ocasiona después de su ingesta.

Otros cuadros que han permitido la permanencia de las bebidas en el arte a través de la pintura han sido “Ginebra” de William Hogarth Carril, consta de dos grabados de 1751, que cuentan la historia de los excesos del alcohol y como estos pueden ocasionar lamentables daños a la sociedad, con la ginegra y la cerveza en sus imágenes.  Tal vez “L´ Absinthe” pintada en 1875 por uno de los genios de su época, Edgar Degas, sea una de las obras que reflejan con mayor realismo los detalles de la reflexión interna y en ensimismamiento a través del rostro de una dama con ropas de la época sentada frente a una copa de absenta con su reconocido color lechoso.

Una pintura expresionista que refleja con detalle y belleza los colores y brillo del vino tinto es la de Alexej von Jawlensk, concebida en el año 1904 como reflejo de uno de los placeres más disfrutados para la época. Baco es el Dios romano del vino y Miguel Ángel Merisi de Caravaggio lo plasmo en “Baco” como un joven que sostienen una copa de vino con serenidad y belleza.

No puedo escribir acerca de las bebidas en el mundo del ate sin hacer alusión a la obra más emblemática de Leonardo da Vinci “La Última Cena”  en la que el hijo de Dios se sienta con sus apóstoles disfrutando de su ultima copa de vino, símbolo de la vida eterna y el pan. Rembrand inspirado en el antiguo testamento pintó “El festín de Baltasar” un banquete interrumpido por una escritura que aparece en la pared mientras disfrutan de un delicioso vino, mientras que Van Gogh deja para la posteridad “Los bebedores” pintada en 1862 con tres hombres de diferentes edades, vestidos con sencillez  y disfrutando de un vaso de vino frente a una mesa.

Son innumerables las obras que muestran a la bebida como parte de la vida cotidiana de sus personajes, muchas veces de forma realista y otras,  para contar historias a través de estas y con el pasar del tiempo se convirtieron en referencias obligadas de cultura y de la relevancia de la bebida para las sociedades a pesar de las controversias de su época.

¿Cuál es tu cuadro preferido en el que aparezca una bebida? ¿Conoces alguno? Mientras lo buscas, te recomendamos 2 vinos clásicos:

 TAGS:Petrus 2009Petrus 2009

Petrus 2009, un vino mítico que perdurará siglos

 

 

 TAGS:Moët & Chandon Brut ImpérialMoët & Chandon Brut Impérial

Moët & Chandon Brut Impérial, la bodega más atemporal de Champagne

{
}

Deja tu comentario Las bebidas en el arte

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre