Avisar de contenido inadecuado

Cómo arruinar un maridaje de vinos

{
}

 TAGS:Cuando planeas una comida con invitados, deseas que todos disfruten de lo mejor de tu casa: comida, bebida y, sobre todo, del placer de tu compañía. Pero a veces el exceso de celo, o de trabajo, hace que nos olvidemos de algún detalle relevante que puede arruinar nuestra velada, al menos en lo que al maridaje de vinos se refiere.

Si quieres que comida y vino brillen en tu mesa, y no queden deslucidas por un maridaje inadecuado, hoy te desvelamos algunos de los errores más comunes que pueden llevarte a arruinar el maridaje de vinos:

  • ¿Puedes poner la calefacción? 

    Pasarse de atento y servir el vino blanco demasiado frío (o el vino tinto demasiado caliente), no es buena idea en absoluto. Con el frío, los vinos no despiden todos los aromas que contienen. Y con el calor, se notará demasiado el alcohol. A veces el miedo a que un vino no esté lo suficientemente frío (o demasiado frío, según el caso), nos vence y terminamos tomando un vino que nos resulta demasiado insípido, o fuerte, simplemente porque no está a la temperatura adecuada. Recuerda la norma de los 20 minutos.

  • ¡Déjame respirar!

    Si un vino necesita decantarse, decántalo o, al menos, ábrelo con tiempo suficiente. A algunos les parece de mal gusto abrir la botella de vino antes de que lleguen los invitados, como si alguien fuera a sospechar que la botella ha sido rellenada... En los restaurantes es norma abrir la botella delante del cliente, pero en casa lo importante es que el vino esté bueno. ¿De qué nos sirve presentar a la perfección un vino perfectamente malo? Lo importante debe ser el vino, no la presentación.

  • La vajilla de las visitas

    En nuestra intención de agradar, a veces sentimos la necesidad de sacar todo lo mejor, las joyas que guardamos para cuando venga alguien. Pero de verdad: si tienes un vino excelente, sírvelo con una comida sencilla. Y si te has pasado 3 días en la cocina para conseguir la reducción de la espuma del néctar de-lo-que-sea, el vino debe servir únicamente para acompañar. Tratar de que todo destaque es como si no destaca nada, porque todo sigue el mismo nivel. Trata de ensalzar lo mejor que tengas ofreciendo acompañamientos que lo hagan lucir.

  • La sopa con cuchara, el filete con tenedor

    Aunque te recomendamos que seas innovador/a y arriegues con los maridajes, hay normas básicas que pueden arruinar el maridaje si las olvidas, como, por ejemplo, que un tinto poderoso no se sirve con pescado graso. Primero porque corres el riesgo de no notar el pescado. Pero es que, además, los aceites del pescado reaccionan con dureza a los taninos, y la mezcla es un sabor metálico que no es agradable. ¡Ah! Y las alcachofas, si vas a tomar vino, déjalas en la nevera.

¿Organizas una cena en casa? Te ofrecemos 2 sugerencias de vinos para quedar bien en cualquier ocasión:

 

 TAGS:Viña Pomal Reserva 2005Viña Pomal Reserva 2005

Con aromas nobles (ahumados, vainilla) y suave en boca, un perfecto acompañante para cualquier cena.

Comprar Viña Pomal Reserva 2005 11,55

 

 

 TAGS:Marqués de Riscal Reserva 2005Marqués de Riscal Reserva 2005

Un vino perfecto. Elegante, suave y equilibrado, puede tanto ser el protagonista como el acompañante discreto.

 TAGS:comprar Marqués de Riscal Reserva 2005 13,45



{
}

Deja tu comentario Cómo arruinar un maridaje de vinos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre