Avisar de contenido inadecuado

1000 vinos, 1000 quesos

{
}

 TAGS:Después de las uvas que, con queso, como todos habéis oído, saben a beso; lo mejor para acompañar al queso es el vino. Y también podríamos que decir que es lo mejor para el ánimo (no me atrevo a decir que lo es igualmente para la salud, porque quienes tengan colesterol deberían dejar de leer el post, ya que creo que los únicos quesos que no voy a mencionar son el de Burgos y los Tranchetes).

Para no decepcionar a nadie, aviso de que no tengo espacio ni tiempo (ni velocidad) para hablaros de mil vinos y mil quesos, pero haré todo lo humanamente posible para que la selección os aporte algo nuevo y apetitoso, resultando en maridajes que pongáis en práctica en casa este mismo fin de semana.

Empezaré hablando del queso inglés Cheddar, que en su variante más suave es perfecto para ser acompañado de un Chardonnay sudafricano y en su faceta más curada se presta a bajar con una copita de Rioja crianza.

El holandés de Gouda (preciosa ciudad, por cierto) se me antoja con un vino blanco de Alella, mientras que el Gruyere es ideal cuando se acompaña de un Sauvignon Blanc (de Chile, si os gustan con más potencia de sabor, o Nueva Zelanda, si los preferís con un toque más floral).

El queso de Brie puede resultar toda una experiencia cuando se presenta junto con una copita de Pedro Ximénez, aunque si hay alguien que no quiere o no puede esperar a los postres para degustar esta combinación digna del Olimpo, puede arriesgar y elegir un buen pan y un buen Merlot, que también le catapultarán al placer absoluto de los amantes del queso y el vino.

El queso feta, en especial si forma parte de una ensalada de tomates pera, cebollitas y olivas negras es el compañero de mesa más idóneo de un Borgoña ligero. Mientras que otro vino francés, el  Châteauneuf-du-Pape, podría intuirse como el triunfador en una velada de Raclette con amigos.

Para terminar, el queso Manchego (mi favorito) sabe aún mejor si se toma a la vez que se cata una copita de algún vino que contenga la variedad Petit Verdot, aunque para los puristas no me atrevo a recomendar otro caldo que no sea alguno de los más añejos de la Ribera del Duero, obteniendo una interesante recreación gastronómica de los más granado de las dos Castillas.

¿Quieres un par de vinos que combinen bien con queso? Aquí tienes 2 recomendaciones:

 TAGS:Corazón Loco Tinto 2010Corazón Loco Tinto 2010

Corazón Loco Tinto 2010, el vino de Iniesta, con alma manchega.

 

 

 TAGS:Viña Albina Reserva 2005Viña Albina Reserva 2005

Viña Albina Reserva 2005, un clásico de Rioja ideal con quesos curados

{
}

Deja tu comentario 1000 vinos, 1000 quesos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre